Ejemplo de búsqueda: Secretaria en Bogotá Búsqueda avanzada


¿Qué información debe contener la hoja de vida?

Una hoja de vida completa y precisa representa enormes ventajas frente a otros candidatos. Conozca algunos aspectos clave para elaborarla y mejorar su currículo actual.

Hasta cuando tenga la oportunidad de encontrarse personalmente con el representante de la empresa a la que desea ingresar, no hay una forma de presentación más efectiva que una buena hoja de vida.

Aunque existen muchos modelos, sin importar cuál de ellos elija, lo fundamental es elaborar una hoja de vida concreta, informativa y vendedora.

A través de ella se dan a conocer los datos más sobresalientes en materia capacitación profesional, experiencia laboral, logros, aptitudes y otras características de la persona que opta por un trabajo.

A la vez que condensa la historia profesional del candidato y muestra sus rasgos esenciales, la hoja de vida es una herramienta facilitadora para que el contratante tenga una visión inicial del empleado potencial y encuentre parámetros de comparación con otros candidatos.

Las hojas de vida ofrecen ventajas para el empleador y para el candidato. Al empresario le facilita preparar una buena entrevista y conformar bancos de datos para futuras vacantes, y al aspirante le aclara los puntos fuertes de su historia profesional y personal, al tiempo que le permite hacer notar sus logros.

Si busca por primera vez un trabajo, si quiere un cambio laboral o si se ha quedado cesante, es indispensable recurrir a una hoja de vida... y nada más adecuado que saber hacerla.


Prepare una buena hoja de vida

Son varios los aspectos que debe tener en cuenta cuando prepara su hoja de vida. Recuerde que para cada empleo al que opte es aconsejable elaborar una hoja de vida en la que dé relevancia a la experiencia o características más apropiadas para el cargo.

Aunque hay muchas formas de presentarla, tan innumerables como la imaginación pueda crear, existen algunos formatos usados con mayor frecuencia que serán incluidos más adelante.

Pero, sin tener en cuenta el estilo que elija, la hoja de vida debe contener información básica imprescindible:

  • Datos personales: nombre completo, documento de identidad, dirección (registre también su dirección electrónica, si la tiene), teléfonos (no olvide el indicativo en caso de que su hoja de vida tenga como destino una empresa ubicada fuera de su ciudad). Si utiliza un formato diseñado por usted mismo no es indispensable escribir la edad o fecha de nacimiento si en la convocatoria no aparece este dato como requerido. Algunas personas suelen incluir el estado civil, pero según las últimas tendencias, tampoco es necesario, siempre y cuando no se trate de un formato preestablecido por la empresa.
     
  • Formación académica: carrera o curso realizado, título obtenido, institución educativa o entidad que ofreció los estudios y fechas de iniciación y culminación. Comience por sus estudios profesionales y luego cite los principales cursos realizados. Especifique, además, si habla, escribe o entiende otro idioma, e indique su nivel de dominio en cada caso.
     
  • Experiencia laboral: no basta con mencionar el cargo, la empresa y el tiempo durante el cual lo desempeñó. Es muy importante mencionar sus responsabilidades y funciones y si tuvo personas a cargo. Dependiendo del estilo de hoja de vida que elabore, esta información puede organizarse cronológicamente (la tendencia moderna es comenzar por el último trabajo) o por categorías de acuerdo con el área de acción.
     
  • Otras realizaciones profesionales: en el contenido de la hoja de vida es fundamental, en ocasiones hasta determinante, para la evaluación y clasificación en los niveles dentro de la escala interna de posiciones profesionales, especificar las publicaciones (da puntos en muchas empresas, como en el caso de los organismos internacionales), honores o galardones recibidos, conferencias dictadas y otros logros que considere dignos de resaltar.
     
  • Referencias: pese a que hoy se considera una información obsoleta para ser incluida en las hojas de vida, hay quienes todavía la exigen en las convocatorias. En caso de que éste sea su caso, proporcione información actualizada y fácil de constatar. Evite escribir referencias si no son solicitadas explícitamente. Lo más seguro es que su posible empleador se las pida personalmente durante la entrevista.